Para quienes exteriorizamos muy seguido esa niña que llevamos dentro y pasar por un kiosco nos resulta tan atractivo como ir a Disney, el diagnostico de celiaquía puede generarnos un breve cortocircuito mental al principio.

Es que, en general, en esos primeros pasos como celíacos priorizamos el aprendizaje sobre qué alimentos y bebidas que consumimos todos los días podemos ingerir.
Ahora… ¡Te la regalo si te desespera comer algo dulce mientras caminás por la calle y no tenés muy en claro qué es apto y qué no!
Y ni hablar de quienes nos rodean, que muchas veces quieren tener un lindo gesto comprando algo de pasada en un kiosco pensando que las golosinas no tienen gluten (?), y gastan la plata en algo que se terminan comiendo ellos.

Para todas esas personas, este posteo: una breve guía de algunas de las golosinas que se consiguen en cualquier kiosco y que son sin TACC.

Chicles Beldent
Típica golosina que todo el mundo tiene encima y comparte. El chicle Beldent se sumó al listado de productos aptos. Los Beldent Infinit están certificados en sus tres sabores: Menta Cristal, Frambuesa Ácida y Arándano Ácido.

Vauquita
Para los amantes del dulce de leche es un imprescindible. La “tableta” o bocadito con más de 80 años de historia tiene el famoso loguito no solo en su versión original sino también en la light.

Mogul
Las gomitas vienen en diferentes presentaciones: las que son 50% jugo de fruta (foto), las Jelly Buttons, las Moras, Frutilla y Crema, Gusanitos ácidos, Conitos, Anillos, entre otras; además del famoso rollito de Mogul de siempre.

Bocadito Holanda
Otro que pasa de generación en generación. Técnicamente es un caramelo blando de leche sabor a chocolate pero siempre le diremos “bocadito”.

Flynn Paff
Los caramelos masticables de tutti frutti -y sus variantes de sabor-, son parte de la línea de golosinas aptas de Georgalos. Pero se le suman también los confites y los chupetines rellenos.

ChocoBar
Desde hace un par de años, Gallo amplió su línea de productos y nació Gallo Snacks. A los bizcochos de arroz dulces y salados -más amigables para la hora del mate-, sumaron algunas golosinas. Además de la Oblea, popularizaron la ChocoBar. También está la YoguBar, el ChonoNuss (sabor nougat) y el Chococrunch.

Chocolates Cadbury
El Tres Sueños, con chocolate con leche, blando y semiamargo, tal vez sea uno de los más regalados; pero también el clásico Dairy Milk, el chocolate con Almendras y el Intense, están entre las opciones libres de gluten.

Caramelos
Arcor tiene una amplia variedad de caramelos. En la imagen pueden ver los de Miel&Menta, las Rodajas Ácidas y el Bastón Viena, pero no son los únicos. También se consiguen los Frutales Masticables, Butter&Cream, Mental Cristal y Rellenos Frutales, entre otros.

Mantecol
Desde la década del ’40 esta golosina hecha de maní nos da alegrías no sólo en la época de las fiestas, donde suele convertirse en estrella de la mesa dulce. Y sí, es sin TACC.

Pico Dulce
El famoso chupetín, emblema de la marca, es uno de los productos certificados como libres de gluten. Pero Pico Dulce también ofrece sus caramelos masticables sabor tutti frutti.

Chocoarroz
Es uno de los grandes aliados del celíaco. La gran salvación en muchas oportunidades y una de las opciones más popularizadas también entre los que pueden ingerir gluten pero buscan una opción dulce y liviana para el “entre horas”.

Toblerone
Imposible resistirse a esos triangulitos de la felicidad, ¿no? Aquel chocolate con miel y turrón de almendra que alguna vez fue souvenir de viaje, ahora se consigue en los kioscos de todo el país.